un breve texto, una declaración de Dominique Hervieu sobre la percepción de la danza

En una entrevista que le hizo Irene Amuchástegui, publicada en la revista Tiempo de Danza nro. 22 de noviembre de 1999, la coreógrafa francesa responde a la idea de reflexionar sobre la recepción del público: “… Creo que quien nunca encontró la emoción de su cuerpo en movimiento no puede saber qué sentido tiene en su vida. Por cuestiones culturales, familiares, etc., hay gente con mayor predisposición que otra a encontrarse con la danza en su vida. Nosotros intentamos democratizar el encuentro. Pensamos que la danza puede ser un medio de aprehensión del mundo completamente único, inigualable, porque pasa por el cuerpo. Pero con un espíritu de gratuidad, no como el deporte. Uno baila y siente placer. No se sabe por qué. Hay un espíritu de gratuidad, casi en un sentido de tiempo perdido. Es una gran libertad que podemos tomarnos: perder el tiempo en danzar. En un mundo de producción, de cifras, de rentabilidad… de golpe te ponés a bailar. Ese momento de gratuidad… es un instante de verdadera insurrección.”

Es interesante cómo liga el placer de bailar con la posibilidad del público de reconocer ese placer en su propio cuerpo, en su memoria propioceptiva… o/y además de percibir y compartir lo insurrecto que posee el hecho de danzar porque sí (no como economía social, no como relación comunitaria, sino por arte)

Pueden apreciar algo de su producción en este link… Esta obra es la que trajeron al FIBA de 1999.

Anuncios

Gracias por tu comentario, duda, queja

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s